La iglesia de Nuestra Señora de la Piedad

La iglesia de Nuestra Señora de la Piedad

La iglesia de Ntra. Sra de la Piedad, es el resultado de dos fases constructivas en dos momentos históricos diferentes. La parte de estilo mudéjar que se levantaría en la segunda mitad del siglo XIV y fue ampliada y reorientada ya en el siglo XVIII en estilo barroco tardío.

La iglesia mudéjar está construida en ladrillo y pertenece a la tipología arquitectónica de las iglesias-fortaleza que se caracterizan por tener una nave con capillas laterales entre las torres contrafuerte y por presentar una tribuna sobre éstas. Los tramos de la nave principal se cubren con bóveda de crucería sencilla, separadas por bóveda de cañón apuntado que apea en las torres-contrafuerte laterales.

Azuara

La reforma y ampliación de la iglesia en el siglo XVIII cambió su aspecto en conjunto. En primer lugar se cambió la puerta de acceso y se abrió una nueva en el testero de la obra mudéjar, que es la actual entrada del edificio, sobre la que se colocó un coro alto. Se cambió el tipo de planta basilical por una de cruz latina al añadirse un nuevo cuerpo derribando el original muro de los pies. Esta nueva parte consta de un crucero cubierto con cúpula con linterna para la iluminación y una nueva cabecera.

En el interior lo más significativo de este periodo es la decoración en yeso tallado del interior de la iglesia que se concentra básicamente en los capiteles, en las líneas de impostas, en las pechinas que soportan la cúpula y en los marcos de las ventanas.